Diverso

Notas sobre Oaxaca desde la gripe porcina

Notas sobre Oaxaca desde la gripe porcina

Normalmente en esta época del año, la temporada baja para el turismo en Oaxaca, 120 turistas visitan las ruinas zapotecas de Mitla todos los días.

Estos días–Desde que llegó la gripe porcina– en un buen día se presentan doce personas. En un mal día, los guías y los tomadores de boletos esperan sus turnos sin ver a un solo turista. En el mercado de artesanos cercano, es la misma historia.

Muchos proveedores ni siquiera se han molestado en abrir sus stands últimamente. Aquellos que lo hagan pueden esperar una o dos ventas en un buen día, por un total de alrededor de diez dólares.

Esta mujer y su esposo tienen puestos de ropa en el mercado cerca de las ruinas. Otros miembros de su familia cortan y cosen y bordan las blusas y camisas. Las ganancias diarias de las gradas se dividen entre varias personas. En estos días, el corte de cada persona es suficiente para mantener las tortillas en la mesa, no mucho más.

Afortunadamente, las familias aquí se cuidan unas a otras, incluso en tiempos difíciles. Quien tiene un poco más lo esparce. Pero esto no puede durar para siempre.

La economía de Mitla depende casi por completo del turismo. Lo que significa que en este momento, casi toda su economía está paralizada.

Los pocos turistas, en su mayoría nacionales, que llegan tienen las ruinas para ellos solos y obtienen precios bajísimos en ropa y artesanías. Son muy apreciados.

Todos aquí esperan que para julio, en la temporada alta del festival de la Guelaguetza, el pánico por la gripe porcina desaparezca y las cosas mejoren.

Hasta entonces, son tortillas y frijoles para cenar.

Ver el vídeo: Influenza H1N1 es declarada como pandemia - Extra de Noticias UC13 y TVN (Noviembre 2020).